masturbation – 1

Dramática e impulsiva. Suelo matar con besos en la frente y gracias a eso me apropio de la atención. Adoro las despedidas porque aunque suenen depresivas me recuerdan que lo importante siempre debo, quiero y necesito ser yo. Mi familia es electiva y la sangre no influye en mi lealtad hasta hoy, siempre y cuando el pensamiento fantástico justifique cada aspecto de vida y si el concepto no varía, deja un punto de vista sin medida, sin salida ni condición. Huelo a kilómetros la hipocresía, penetrante como mierda fresca y por más aroma a rosa mosqueta que tenga tu eau de parfum, me causa arcadas el romance y la postura impoluta del supuesto y fiel amor, soy un alma vibrante y muto con penas, angustias y culpas que luego eyaculo en baños de inmersión.

Inédita y contemporánea, foránea y bien lograda. Mis suelas se elevan y el tórax distiende cuando de orgullo y admiración se trata. Soy humildemente generosa, sin opción a privilegios y la única venganza que sostengo son mis logros y mis esfuerzos. Camino por izquierda, me animo al sufragio y aprendo de las faltas ya que locura hoy es describirse cuando la mutación es innata y errática, cromática y supera la magia de cualquier lugar.

Imperturbable y dinámica. El tiempo lo malgasto por un efímero papel de color y la fe con cada vínculo que elijo. El cuerpo lo rompo por el estúpido fervor inmortal y la voz ante el grito de generaciones en silencio. El alma la pierdo ante la automatización y la calma, guess what? con cada falta de respeto.

Etiquetas:

Deja un comentario