karma & resurrección –

La construcción del ser es un trabajo arduo y doloroso por lo que la memoria selectiva se encarga de abandonar ciertas subjetividades para dejarnos avanzar y evolucionar ante el ritmo de un mundo que avasalla. La muerte es un concepto difícil de asumir y nos exige atravesar por el desapego, el desgarro, ansiedad y miedos. Nos invita a mutar de piel y rasgar células, abandonar hábitos, contactos, amores y seguridades. Suele ser tan complicado morir que muchos se aferran a la mejor etapa de sus vidas y subsisten siendo cadáveres de lo que alguna vez fueron. 

Se sintetiza como el karma en vida, en cada muerte y resurrección. Es el hambre de mundo en su sentido más amplio. La literalidad del prueba y error y el desetiquetamiento infinito. El sinsentido de las predicciones y los astros tanto como una intensa estimulación cognitiva y emocional. 

Existe quien no muere nunca? quien se aferre tanto a sus valores inculcados y a su autodefinición? habrá quien no se cuestione? hay algo que le incomode o duela? calla los signos y síntomas? tapa la podredumbre? convive con otros seres vivos? como se soportan? se atreve a reproducirse? cuida y cría a sus pares? ha sobrevivido a la posmodernidad? como se comporta ante un cambio de paradigma? se ahogará en sus verdades? flotará con sus proezas? comprará la libertad? será inmortal? o venderá felicidad? 

Deja un comentario